El título de tu página

DIAGNOSTICO DE VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO (VPH)

Noticia-77522-virus_papiloma_humano-vph_228x220A nivel mundial, el cáncer de cérvix, gana espacio, convirtiéndose en uno de los más comunes, con altas tasas de mortalidad debido a que su detección no se realiza de forma temprana. Si las pacientes afectadas por este tipo de cáncer, tuviesen la posibilidad de una detección temprana del VPH, podrían ser tratadas con altas tasas de éxito y sin generar daños a la salud.

Algunos estudios científicos han demostrado el papel fundamental que desempeña el VPH en el desarrollo de cáncer cervical, y se ha demostrado que una infección persistente por un genotipo de alto riesgo, es un factor necesario para el desarrollo de cáncer en casi el 100% de los casos.

Los estudios realizados han evidenciado que el genotipo 16 está involucrado en el 55% – 60% de los casos de cáncer cervical, constituyéndose en el genotipo con mayor actividad oncogénica. El genotipo 18 tiene una frecuencia de aparición del 10% – 15% del total de casos. El porcentaje restante (25% – 35%) corresponde a casos que son atribuibles a alrededor de 10 genotipos diferentes.

Generalmente el monitoreo de pacientes se realiza a través de la citología, sin embargo esta prueba tiene limitaciones importantes en cuanto a sensibilidad se refiere. En diferentes estudios clínicos controlados alrededor del mundo, se ha demostrado que la sensibilidad de esta técnica es de alrededor del 55% – 65%, cuando se usa el método tradicional, lo que implica que un alto número de casos dejen de ser detectados. Además la evaluación citológica solamente permite realizar una identificación de pacientes afectadas cuando ya existe una alteración celular, y no es posible detectar si el VPH está presente de forma latente.

Existe algo mas de 100 variedades de VPH, de estas, muchas pueden infectar los tejidos de áreas genitales ocasionando diferentes tipos de lesiones. Los genotipos de VPH que tienen la capacidad de infectar estas zonas, se han clasificado en 2 grupos diferentes, los de bajo y los de alto riesgo. Esta clasificación se refiere a la capacidad o posibilidad de cada genotipo de ocasionar cáncer de cérvix.

Según esta clasificación, en el grupo de alto riesgo se encuentran los siguientes genotipos: 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58 y 59. Para estos genotipos se ha evidenciado una alta actividad oncogénica.

La aparición de pruebas moleculares ha permitido avances trascendentales en la detección de infección de VPH, ya que estas pruebas permiten hacer detección de la infección incluso en casos en los que aún no existe una transformación celular y por lo tanto la identificación de casos es realmente temprana lo que garantiza mayores reducciones en las tasas de cáncer cervical y por ende en la morbimortalidad de este, cuando dichas pruebas son empleadas en los programas de tamizaje.

El Laboratorio Clinico Bioreferencia ofrece la técnica de PCR en tiempo real. Esta prueba detecta 14 genotipos de alto riesgo (se detectan los genotipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66 y 68) y realiza genotipificación directa de los genotipos 16 y 18, es decir, que es capaz de determinar específicamente si está presente uno de estos 2 genotipos identificándolos en 1 sola reacción sin la necesidad de procedimientos complementarios. Esta característica es una ventaja importante ya que el conocer inmediatamente si está presente uno de estos 2 genotipos (los cuales son los de mayor actividad oncogénica) permite establecer estrategias de monitoreo especiales, debido a las bien conocidas características de estos 2 genotipos.

El éxito de la prueba demostrada en este estudio fue uno de los factores que permitió que la FDA (del inglés Food and Drug Administration de los Estadios Unidos), le confiriera aprobación para ser empleada como prueba de tamizaje primario para la búsqueda de VPH. Hasta el momento ninguna otra prueba molecular ha recibido este tipo de aprobación.

Toma de muestras a domicilio

X