El título de tu página

LA HORMONA ANTIMÜLLERIANA (AMH): UN MARCADOR DE FERTILIDAD

2pregnant-heart-1312147_228x220La AMH es una glucoproteína cuya acción principal aparece durante la diferenciación sexual del desarrollo embrionario. Su nombre hace referencia a que impide la formación de los conductos de Müller en el hombre. Estos conductos son los responsables de la formación del útero y las trompas de Falopio en el crecimiento embrionario femenino.

Esta hormona se encuentra tanto en hombres como mujeres. Es producida exclusivamente por las células somáticas que rodean a los gametos (las células de la granulosa en la mujer y las de Sertoli en el hombre) por lo que tiene una alta especificidad con óvulos y espermatozoides respectivamente. Por este motivo se propone la AMH como un marcador biológico tanto de la acción de ovocitos como de espermatozoides.

La AMH se postula como un marcador de la reserva ovárica de la mujer, la AMH es producida por las células de la granulosa de los folículos pre-antrales y antrales pequeños. Los folículos son el conjunto de las células que sirven de acompañamiento y protección mientras el ovocito va creciendo dentro de los ovarios. Lo que hace realmente interesante la medición de esta hormona es que es independiente del ciclo menstrual, al contrario que otras hormonas predictivas de la reserva ovárica como FSH o estradiol cuyos valores dependen del momento del ciclo menstrual en el que se encuentra la mujer.

Es el marcador ovárico por excelencia. Ya que parece ser que los rangos de AMH están muy bien delimitados y su medición es eficaz con pacientes de baja respuesta ovárica y también con pacientes hiperestimuladas. En la mujer, la AMH es un marcador endocrino ideal de su reserva ovárica, reflejando no sólo la cantidad de folículos ováricos, sino también, la calidad ovocitaria, se dice que AMH es producida solo por los “folículos saludables” que darán lugar a un ovocito de calidad. En los hombres la AMH es un buen marcador de las células de Sertoli (células de los túbulos seminíferos que brindan soporte metabólico y estructural en la espermatogénesis) y nos permite evaluar la función testicular.

La metodología para medir hormona antimülleriana es muy específica. No tiene ningún tipo de interferencias pero ante un resultado discordante en el contexto hormonal es imprescindible repetir la determinación.

Hay algunos problemas relacionados con la interpretación de los niveles de la hormona AMH, debido a que la prueba no lleva mucho tiempo en uso, los niveles considerados como normales  que se encuentran a continuación deben ser interpretados cuidadosamente y realizarse correlación clínica.

INTERPRETACION    AMH NIVEL EN SANGRE
Alta     Más de 3 ng/ml
Normal    Más de 1 ng/ml
Bajo rango normal    0,7 a 0,9 ng/ml
Baja    0,3 a 0,6 ng/ml
Muy bajo    Menos de 0,3 ng/ml

Los estudios indican que en el suero los niveles de AMH disminuyen con la edad en mujeres pre menopáusicas. La evaluación de la reserva ovárica es en particular importante para la clínica de fertilidad tanto para mujeres como para hombres.

Bibliografia
•    Jenny A Visser, Frank H de Jong, Joop SE Laven and PH Temmen – Anti-Mullerian Hormone – Reproduccin (2006) 131, 1 – 9.
•    Rey R. y Col. (2003) Mol Cell Endocrinol  211 : 21 – 31.
•    Lon WQ y Col. (2000) J Clin Endocrinol Metab 85 : 540 – 544.
•    Bastida MG y Col. (2007) Clin Endocrinol 67 : 863 – 870.
•    Mostafa T y Col. (2007) Asian J Androl 9 : 265 – 270.
•    Sinisi AA y Col (2008) Hum Reprod 23 : 1029 – 1034.
•    Feyenison, Mendez Lozano, Taib, Hestgers y Frydman and Fanchin : Anti-Mullerian Hormone Clinical Insights into a promising biomarker of ovarian follicular status. Reproductive Biomedicine on Line (2006), 12 (6) 695 – 703.
•    Gruijters MJ, Visser JA, Durlinger AL, Themmen AP, Mol Cel Endocrinol 211: 85 – 90, 2003.

Toma de muestras a domicilio

X