El título de tu página

MEDICION DE LA HCG, PRUEBA COMPLEMENTARIA EN EL DIAGNOSTICO DE SITUACIONES CLINICAS DIFERENTES AL EMBARAZO

 

Embarazo_228x220La hCG, por ser sintetizada por el trofoblasto placentario, desde su descubrimiento ha sido considerada “la hormona del embarazo”. Pero, además, es producida por la hipófisis en hombres y mujeres sanos, como así también por tumores de origen no trofoblástico.
En fluidos biológicos circula una gran variedad de moléculas relacionadas a la hCG, producto de su síntesis y metabolización. El dosaje de algunas de las formas moleculares tiene potencial valor diagnóstico en diferentes patologías.
Las formas moleculares de la hormona varían cuali y/o cuantitativamente en las distintas
situaciones clínicas, por lo que es importante conocer estas variaciones y tenerlas en cuenta cuando se aplica la medición de hCG al diagnóstico de embarazo, como marcador oncológico o en el screening de Síndrome de Down.

Embarazo normal

La concentración de hCG durante la gestación comienza a aumentar en suero entre los 7 y 11 días después de la ovulación, es decir 21 a 25 días desde la fecha de última menstruación (FUM). Aumenta exponencialmente durante las primeras 5 semanas luego de la implantación, y alcanza el valor máximo en las semanas 8 a 10 desde la FUM. Después de la semana 12, comienza a descender lentamente, alcanzando niveles casi constantes desde la semana 20
hasta el término de la gestación. Existe una gran variabilidad individual en los niveles de hCG
durante el embarazo. Luego del parto los valores de hCG comienzan a descender, con una vida media de 24 a 32 horas, y alcanzan valores de no embarazo alrededor del día 21 posparto.

Pérdida temprana de embarazo
Alrededor de un 20 a 25 % del total de las concepciones culminan en un aborto temprano, donde la única evidencia de embarazo es el incremento de hCG en suero y orina a las 2 semanas de la concepción (28 días post FUM). A esto se lo denomina “embarazo bioquímico o aborto subclínico”, con valores de hCG que alcanzan alrededor de 10 a 100 mUI/ml y luego caen. En la mayoría de los casos, esta pérdida temprana emula una menstruación normal o ligeramente aumentada.

Embarazo ectópico
En embarazo ectópico o extrauterino, los valores de hCG dosables son menores que los valores
medios de hCG de embarazo normal.
A pesar de que valores bajos de hCG sugieran la presencia de un embarazo ectópico, hay una significativa superposición con los valores de un embarazo normal.
Teniendo en cuenta que en las primeras 8 semanas de gestación los valores de hCG deberían duplicarse cada 48 horas, la combinación de bajos valores de hCG y la inhabilidad de duplicar los valores cada 2 días es un fuerte indicador diagnóstico de embarazo ectópico.

Tumores no trofoblásticos 
En algunos tipos de cánceres no trofoblasticos, tumores de células germinales (disgerminomas y t u m o res testiculares), cáncer de vejiga, ovario, etc. puede haber producción de pequeñas cantidades de subunidad alfa y beta de hCG.
En estos casos se puede detectar hCG L en baja concentración en suero y en orina, por lo cual este parámetro  constituyen marcadores más sensibles para el seguimiento de este tipo de malignidades.

Screening de Síndrome de Down
En embarazos de fetos con trisomía del par 21 (Síndrome de Down), las concentraciones de hCG heterodimérica o de hCG L duplican en promedio los valores hallados en embarazo normal de igual edad gestacional. Teniendo en cuenta la gran variabilidad individual, los valores de hCG o de hCG L no constituyen por sí solos indicadores de anormalidad
genética. Su combinación con otros marcadores bioquímicos aumenta el valor predictivo de riesgo.

Toma de muestras a domicilio

X