El título de tu página

VIRUS CHIKUNGUNYA

chiku_228x220Fiebre y fuertes dolores en las articulaciones produce el chikungunya, un virus que transmiten los mismos mosquitos que participan en la propagación del dengue. Esta patología se presentaba, principalmente, en África, Asia y en India, donde más de 2 millones de personas han sido infectadas. Sin embargo, en 2007 se reportaron por primera vez casos en Europa y, luego, en diciembre de 2013, la Organización Mundial de la Salud, OMS, recibió la confirmación de los primeros casos de transmisión autóctona del chikungunya en las Américas.

De acuerdo a información publicada por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, hasta el 12 de diciembre de 2014, la transmisión local estaba identificada en 41 países o territorios del Caribe, América Central, América del Sur y América del Norte. Es así, como más de 1 millón de sospechosos y 22.579 casos confirmados han sido reportados desde estas áreas.

Agrega que este virus probablemente seguirá propagándose a nuevas zonas en las Américas a través de personas y mosquitos infectados. Como el chikungunya es nuevo para este continente, la mayoría de los habitantes de la región no son inmunes. Esto significa que pueden ser infectados y transmitir el virus a otros mosquitos.

Por eso es importante saber cómo se presenta la enfermedad y qué se debe hacer para enfrentarla.

Luces de alerta:

El virus se transmite por la picadura de mosquitos Aedes aegypti y Aedes albopictus, ambos presentes en las Américas.

Las primeras manifestaciones de chikungunya aparecen generalmente entre tres y siete días después de la picadura. Además de fiebre alta y dolores articulares, se agregan otros síntomas como fatiga, decaimiento, dolores musculares y de cabeza, náuseas y sarpullidos. El tratamiento se enfoca principalmente en aliviar estas manifestaciones, dado que no existen medicamentos para combatir la enfermedad.

La mayoría de los infectados se recuperan totalmente en alrededor de una semana, pero en algunos casos las molestias articulares pueden durar meses. Si bien las complicaciones serias no son frecuentes, en el caso de adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, niños y embarazadas la patología puede agravarse.

El riesgo es mayor en áreas urbanas, especialmente aquellas con condiciones sanitarias deficientes donde hay numerosos lugares para la reproducción de mosquitos. Los viajeros que visitan o alojan en lugares sin protección tienen riesgo más alto. Para evitar la infección, los viajeros deben prevenir las picaduras usando ropa que minimice la exposición de la piel, repelentes y mosquiteros. Los mosquitos Aedes pican de día y no lo hacen en lugares con aire acondicionado. En caso de presentar fiebre durante o después del viaje se debe consultar precozmente.

Toma de muestras a domicilio

X