¿Cómo entender el Virus del Papiloma Humano?

Fecha: Junio de 2021

El Virus del Papiloma Humano es un virus que se transmite sexualmente, es diferente al HIV y al HSV (Herpes). Hay muchos tipos de VPH y algunos pueden causar serios problemas de salud, incluyendo el incremento del riesgo de padecer cáncer, especialmente el cáncer cervical, que ocupa el cuarto lugar entre los tipos más comunes de cáncer que afectan a las mujeres. La presencia del virus del papiloma se ha detectado en más del 99% de los cánceres de cuello uterino en el mundo.

¿Cómo el virus puede afectar tu salud?

En muchas ocasiones el VPH no causa síntomas notorios o, incluso, puede pasar completamente desapercibido. De hecho, de acuerdo con el Centro de Prevención y Control de Enfermedades , de Estados Unidos, algunas infecciones pueden desaparecer por sí solas al cabo de dos años; pero, como el virus aún está en tu cuerpo, puedes transmitirlo a más personas. En otros casos, el virus puede ocasionar problemas más serios o simplemente verrugas.

Cáncer cervical

Según el Ministerio de Salud, 3.800 mujeres son diagnosticadas con esta enfermedad cada año en el país. Los genotipos responsables del 70% de los diagnósticos de cáncer de cuello uterino y lesiones precancerosas son los genotipos 16 y 18, los cuales sumados a los siguientes factores de riesgo, se asocian a un mayor riesgo de cánce

  • Llevar una dieta con consumo de pocas frutas y verduras
  • Tener múltiples embarazos
  • Defensas bajas
  • Tabaquismo
  • Múltiples compañeros sexuales

¿Cómo puedo evitarlo?

Lo primero en lo que debes pensar es en la prevención primaria, siguiendo el esquema de vacunación, la utilización de preservativos y el tamizaje continuo. Recuerda que las vacunas contra el cáncer de cuello uterino son seguras y confiables; pero, para que puedan alcanzar su propósito debes aplicarte dos dosis: 1 primera dosis en la fecha elegida y una segunda dosis seis meses después de la primera. También es importante que te realices pruebas de detección temprana y chequeos periódicos. En Colombia las pruebas aprobadas para el cuello uterino son:

  • Citología, entre los 25 y 30 años.
  • Citología combinada con las pruebas de detección del virus, entre los 30 y los 65 años.
  • Para los residentes en zonas apartadas o de difícil acceso, se pueda optar por una inspección visual de cuello uterino.

¿Qué opciones ofrecen un diagnóstico más específico y rápido?

Actualmente se conocen 150 genotipos del virus y, entre ellos, 14 representan un alto riesgo para la aparición de cáncer de cuello uterino. Pruebas como la PCR en tiempo real permiten diagnosticar la presencia de estos genotipos con alta sensibilidad y con resultados en tiempos cortos, en comparación con la citología. Recuerda consultar con tu médico si tienes dudas y confiar en laboratorios cuya prueba PCR esté avalada por la PAHO.

También te puede interesar: Infecciones por Chlamydia y Neisseria, Biología molecular

Publicado por: BioReferencia.